El banco central facilita las operaciones para quienes cobren el vencimiento del Lunes

Alfombra roja para reinvertir el Boden

La autoridad monetaria dispuso que aquellos inversores que reciban el pago por la cancelación o renta de un bono puedan girar esos fondos de manera ágil a otros instrumentos financieros. Se busca atenuar el impacto en las reservas.

A escasos días de que el Gobierno enfrente el pago de unos 5900 millones de dólares por el vencimiento del Boden 2015, el Banco Central aprobó una norma para estimular una reinversión de los fondos en nuevos bonos, con el objetivo de reducir el impacto en reservas. La resolución del organismo monetario habilita a que pequeños ahorristas “puedan instruir de manera directa a sus agentes bursátiles la aplicación de dichos fondos a la inversión en otros valores en moneda extranjera desde su cuenta de custodia”. La iniciativa también deja abierto un canal de reinversión en caso de que el Ministerio de Economía, junto al pago en efectivo de este compromiso, ofrezca una alternativa para canjearlo. Los títulos públicos y las acciones iniciaron el mes en baja, en sintonía con la mayoría de caídas que registraron los principales mercados internacionales. Eso repercutió en el tipo de cambio implícito para las operaciones de contado con liquidación, que retrocedió 23 centavos, a 13,70 pesos. El dólar avanzó un centavo, a 9,44 pesos, y en el mercado ilegal el blue perdió 11 centavos, a 15,88 pesos.

Desde Economía confirmaron que el vencimiento del Boden 2015 se realizará con un desembolso en efectivo –por los aproximadamente 5900 millones de dólares–, aunque no descartan realizar una nueva colocación de bonos en moneda extranjera en las próximas semanas. Podría ampliarse la serie de Bonar 2024. Según cálculos oficiales, la mitad del vencimiento irá a manos de inversores locales: bancos, aseguradoras, empresas, casas de Bolsa, fondos comunes de inversión e inversores minoristas. La otra mitad, a bancos extranjeros.

La resolución de ayer del Central apunta a inversores minoristas y algunas empresas que recurrieron al bono como mecanismo para dolarizarse, quienes reunirían entre 1000 y 1200 millones de dólares, a los que se buscaría convencer de que reinviertan en bonos en lugar de hacerse de las divisas en efectivo. Actualmente, los inversores debían girar sus tenencias en moneda extranjera desde la cuenta custodia hacia su cuenta bancaria personal, para luego volver a transferir esos valores hacia su agente bursátil y de esta forma concretar la reinversión. La normativa agiliza ese proceso, como respuesta los planteos efectuados por distintos actores del mercado que manifestaron recibir muchas solicitudes de reinversión de clientes, dijeron en el BC.

El Central además, como anticipó este diario, lleva adquiridos más de 400 millones de dólares en Boden 15 para reducir el impacto en reservas. Ayer el stock de reservas retrocedió en 787 millones de dólares a 32.453 millones, producto de que el organismo vendió divisas en el mercado de cambios a gobiernos provinciales destinadas a atender el pago del vencimiento de títulos emitidos en moneda extranjera por unos 715 millones de dólares.

Según un informe sobre el primer año de gestión de Alejandro Vanoli al frente del BCRA, las reservas crecieron en 16,4 por ciento respecto de los 27.866 millones que registraba en octubre del año pasado. “El Banco Central profundizó durante el último año las políticas orientadas a garantizar la estabilidad financiera y cambiaria, así como a estimular el ahorro en moneda nacional y a promover el financiamiento a los sectores productivos, especialmente a las pequeñas y medianas empresas”, señala.

La medida de mayor impacto en el sistema financiero fue la aplicación de un piso de tasas para los plazos fijos minoristas, lo que permitió un crecimiento de esos depósitos de más del 53,3 por ciento. También se puso en marcha el swap de monedas con el Banco Popular de China, por un monto de hasta 11.000 millones de dólares, que permitieron amortiguar la sangría de reservas, principalmente en las últimas semanas. En el informe se destaca también el recorte en la brecha entre el tipo de cambio implícito en la operatoria de contado con liquidación y el dólar oficial, que pasó de un 78 por ciento en septiembre del año pasado a un 47 por ciento actualmente.

En la jornada de ayer, acompañando la baja local en el precio de los bonos y acciones utilizados para el contado con liqui, el costo de ese arbitraje se redujo en 23 centavos, a 13,70 pesos, mientras que el dólar Bolsa retrocedió 29 centavos, a 13,57. También se registró, con el inicio de mes, un elevado monto de compras de moneda extranjera para ahorro. La AFIP informó que se concretaron operaciones por el equivalente a 116,6 millones de dólares. El mes pasado finalizó con 660,6 millones, 20 millones menos que el record de 680,9 millones de agosto.

Entre los principales bonos, el Bonad 2017 perdió 2,5 por ciento, seguido por el Discount en dólares (-2,2), el Bonar 2017 (-1,5) y Bonar 2024 (-1,0). El panel MerVal, que redujo la cantidad de empresas a diez con la salida de Edenor, retrocedió 2,2 por ciento a 9600 puntos. Los papeles más castigados fueron los de BBVA Francés, con un retroceso de 5,5 por ciento y Grupo Financiero Galicia (-4,2). En positivo se ubicaron solamente Tenaris y Aluar, que cerraron con una diferencia del 1,3 y 0,6 por ciento respectivamente.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-282902-2015-10-02.html

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *