El Gobierno rechazó la venta de Telecom a un empresario mexicano

Sorpresivamente, el directorio de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic) rechazó ayer por unanimidad la toma de control de Telecom Argentina por parte del fondo Fintech, liderado por el mexicano David Martínez, que había anunciado la adquisición de la empresa a Telecom Italia en octubre de 2013.

Casi dos años después de aquel anuncio, cuya concreción había quedado sujeta a la aprobación del gobierno argentino, la Aftic rechazó la operación porque «no cumple con los requisitos» legales vigentes en aquel momento, principalmente el decreto 62/90 de privatización escrito en su momento por María Julia Alsogaray.

Según explicó el organismo en un comunicado, tres fueron los motivos de la decisión: que «Fintech no demostró experiencia e idoneidad»; que «quedó constatado que la empresa Fintech Telecom LLC fue constituida en el estado de Delaware el 18 de octubre de 2013, menos de un mes antes de que el Grupo Telecom Italia haya aceptado la oferta para comenzar la operación en cuestión»; y que, «de haberse autorizado la operación, el control de Telecom Argentina quedaría en manos de sociedades meramente inversoras». La decisión fue aprobada por unanimidad por cinco de los siete integrantes del directorio (aún resta designar dos): Norberto Berner y Nicolás Karavasky, presidente y vice designados por el gobierno nacional; Federico Bekerman, representante del Frente para la Victoria; el radical Miguel Ángel Giubergia y el massista José Asad Peluc.

Por su parte, en una escueta comunicación escrita, Fintech manifestó «su pleno respeto por el gobierno nacional y sus máximas autoridades y, en relación a las observaciones que se le han realizado, considera que las mismas ameritan una respuesta detallada y las aclaraciones que sean necesarias para despejarlas. A tal efecto, realizará las presentaciones que sean pertinentes en los ámbitos respectivos y dentro de los plazos que correspondan». Además, manifestó su «vocación y firme compromiso de inversión en el país y el pleno respeto por sus instituciones». David Martínez fue uno de los empresarios más dóciles con el gobierno kirchnerista y fue uno de sus aliados fundamentales en la pelea de Néstor y Cristina Kirchner contra el grupo Clarín -del que Fintech es socio en Cablevisión con el 40% de las acciones- y la puja judicial en Nueva York -donde vive Martínez- contra los fondos buitres. La empresa rechazada es uno de los principales tenedores de bonos de la deuda argentina reestructurada.

Con esos antecedentes, la decisión causó mucha sorpresa. En dos de sus últimas reuniones, la Aftic decidió tratar expedientes antiguos: uno de más de 14 años para dejar a Nextel sin algunas de la frecuencias que usa para transportar las comunicaciones de sus clientes y el otro, de dos años, que afecta a Fintech. Curiosamente, los dos documentos tienen relación con el grupo Clarín.

En medio de un fuerte hermetismo, la nacion supo que la mayoría kirchnerista en la Aftic -que integran dos militantes de La Cámpora y uno del riñón de Axel Kiciloff y responde de manera directa a Carlos Zaninni- empezó a desconfiar de Martínez. En ese círculo creyeron ver a lo lejos un eventual acuerdo de Fintech con Clarín para operar Telecom, justo el motivo que, según Néstor Kirchner, originó su pelea con Héctor Magnetto, CEO del grupo de medios. Esta vez, a los kirchneristas y el massista que aprobaron las resoluciones contra Nextel, se les sumó Giubergia.

Según pudo saber la nacion, Fintech podría responder a los planteos de la Aftic con diversos argumentos: que constituir una empresa para comprar otra no está prohibido, que tiene una clara capacidad financiera -algo que por otro lado confirma su papel en la puja con los buitres y el cuadro de Jackson Pollock comprado por US$ 140 millones que colgaría en una pared de su living- y cuenta con experiencia en telecomunicaciones al haber operado la mexicana Cablecom -recientemente adquirida por Televisa- y tener experiencia en Cablevisión. De todas formas, la exigencia de la experiencia previa, contenida en el decreto 62/90, habría vencido en 2000.

David Martínez

Fintech Advisory

Foto:LA NACION

Una novela que lleva ya más de seis años

Ingreso de Telefónica

En octubre de 2007, la empresa española ingresó en el consorcio Telco, accionista de Telecom Italia, controlante a su vez de Telecom Argentina. El gobierno kirchnerista impulsa la salida de los socios italianos, que finalmente no ocurre. A mediados de este año, la firma española vendió su participación. Pero, en octubre de 2013, Telecom Italia, ya había acordado la venta de sus acciones a David Martínez.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1836893-el-gobierno-rechazo-la-venta-de-telecom-a-un-empresario-mexicano

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *