El lado B del optimismo de IDEA, Techint paralizará un horno en noviembre y busca extender suspensiones por 9 meses

El clima de armonía entre empresarios y candidatos presidenciales fue pasajero. La convocatoria de IDEA pareció acercarlos por primera vez en mucho tiempo, con las promesas de generar un mejor clima de negocios por parte del ámbito político, y con los compromisos de intensificar las inversiones por parte de los ejecutivos.

Sin embargo, una vez concluida la cita, los problemas que enfrenta la economía volvieron a emerger y de la peor manera, empañando los intentos por convertir el foro en el adelanto deuna transición suave y sin sobresaltos.

A pocos días de las elecciones, el principal grupo industrial del país puso en marcha nuevas medidas de ajuste en sus plantas siderúrgicas, a raíz de las dificultades para exportar sus productos debido a la caída de la demanda y la menor competitividad.

Techint anunció que paralizará a partir del 1 de noviembre el alto horno N°1 en su planta de Siderar, ubicada en Ramallo, mientras negocia extender por 9 meses las suspensiones que aplica desde abril en el polo industrial de Campana, en Siderca.

El parate de su horno de menor capacidad arrancará apenas unos días después de las elecciones presidenciales y, de mantenerse el esquema previsto, se prolongará por un año, más allá de los seis meses que llevará la reparación del mismo, para «evaluar» si se recupera el mercado.

Los directivos de la empresa ratificaron la medida semanas atrás a los representantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), quienes mostraron «preocupación» por el impacto que tendrá sobre el empleo y el régimen laboral, al reducir la capacidad de la planta al 75%.

La interrupción ya provocó que se cancelara el ingreso de unos 500 trabajadoreseventuales, como se acostumbraba para esta época del año, y paralizará otros sectores «aguas abajo», por lo que unos 700 empleados serán reacomodados en otras áreas.

Con 7.000 operarios, Siderar es una de las siderúrgicas más grandes de Paolo Rocca, opera en la bolsa y fabrica acero plano para la industria automotriz, línea blanca y la construcción.

No obstante, la fuerte caída del rubro automotor y la competencia china la llevó a reducir su producción de 3,6 millones de toneladas anuales en 2013 a 2,7 millones en la actualidad.

En tanto, Techint confirmó a iProfesional que continuará este martes las negociacionescon el gremio metalúrgico para extender las suspensiones rotativas que vencían este mes en Siderca, donde 3.500 operarios fabrican tubos sin costura para la industria petrolera.

El jueves pasado un congreso de delegados de la seccional local de la UOM se reunió para discutir la propuesta del grupo, que incluye una reducción del 10% de los puestos en algunas áreas, una medida que es rechazada por los trabajadores, quienes realizaron protestas en septiembre.

Afectada por la caída del precio del crudo, la compañía inició un plan de reestructuración yen lo que va del año se estima que desvinculó a más de 1.000 operarios, entre contratados, contratistas, jubilaciones forzadas y retiros voluntarios.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/221326-El-lado-B-del-optimismo-de-IDEA-Techint-paralizar-un-horno-en-noviembre-y-busca-extender-suspensiones-por-9-meses

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *