Los economistas brasileños, cada vez más pesimistas sobre la economía de su país

La economía brasileña se contraerá un 3% este año y un 1,22 % en 2016, con lo que registrará dos años consecutivos de crecimiento negativo por primera vez desde 1948, según las últimas proyecciones de los analistas del mercado financiero divulgadas ayer por el Banco Central.

Las nuevas previsiones son más pesimistas que las dadas por los economistas en un sondeo similar hace una semana, cuando proyectaban una contracción económica del 2,97% en 2015 y del 1,20% en 2016. Las proyecciones figuran en el Boletín Focus, una publicación semanal del Banco Central que incluye una encuesta realizada a un centenar de expertos de instituciones financieras privadas sobre el estado de la economía nacional.

Esta fue la decimocuarta semana consecutiva en que los economistas empeoraron su proyección para la variación este año del Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil, cuya economía entró técnicamente en recesión en junio pasado.

De confirmarse las previsiones, la economía brasileña sufrirá en 2015 su peor resultado en los últimos 25 años, desde la caída del 4,35% de 1990. Los economistas también se mostraron más pesimistas sobre el comportamiento de los precios y elevaron su proyección para la inflación este año por quinta semana consecutiva, hasta el 9,75 %, frente al 9,70 % que preveían hace una semana.

Igualmente elevaron su proyección para la inflación en 2016, desde el 6,05% que calculaban hace siete días hasta el 6,12 % en el nuevo sondeo. De confirmarse los pronósticos, la inflación en 2015 será la mayor desde el 12,53% registrado en 2002.

La nueva previsión para la inflación este año supera en más de tres puntos porcentuales el techo máximo tolerado por el Gobierno.

La meta del país es del 4,5% anual, con un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales, lo que permite que llegue a un máximo del 6,5%. Brasil terminó 2014 con una inflación del 6,41%, por encima de la de 2013 (5,91%) pero por debajo del techo tolerado por el Gobierno.

Precisamente, ante este escenario sumamente negativo es que el próximo gobierno argentino deberá establecer acuerdos y pautas de trabajo conjuntas para no verse arrastrado por la crisis de su socio mayor.

Fuente: http://www.diariobae.com/notas/101248-los-economistas-brasilenos-cada-vez-mas-pesimistas-sobre-la-economia-de-su-pais.html

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *