Los tres principales candidatos proponen que el BICE sea un banco de desarrollo

Los tres candidatos presidenciales sostienen que buscarán impulsar el crédito al sector productivo potenciando al Banco de Intercambio y Comercio Exterior (BICE), pero sin crear una nueva entidad que funcione como banco de desarrollo.

El vocero económico de la campaña de Mauricio Macri, Rogelio Frigerio, explicó que «la intención no es crear otro banco, sino aprovechar al Nación y al Bice para que les presten a los productores» del agro y la industria.

Según el presidente del Banco Ciudad, «el Banco Nación no tiene que servir para asistir al Tesoro Nacional, sino para fondear a los productores y al comercio exterior, en conjunto con el BICE».

De este modo, la idea del macrismo es unificar ambas entidades y conseguirles fondeo de mediano plazo entre las entidades financieras multilaterales.

De hecho, Frigerio ya conversó sobre esta cuestión en la última asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) en Lima, al reunirse con esta última entidad con el Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación Andina de Fomento (CAF) y Fonplata.

En tanto, desde el sciolismo el ex ministro de Economía Miguel Peirano trabaja en la idea de una banca de desarrollo.

Aunque Scioli habló en una primera instancia de un «banco de desarrollo», la idea de sus asesores económicos es no recrear ni los errores ni los vicios del viejo Banade.

Por esta razón, cerca de Peirano detallaron que la intención es potenciar el BICE con una estructura jurídica más amplia, pero sin llegar a crear un nuevo banco.

El economista destacó las experiencias del Eximbank de Estados Unidos y de Japón; el Korea Development Bank de ese país asiático, y el Bndes de Brasil, entre otros, que «no sólo financian la industria, sino también proyectos de agricultura, servicios y comercio de pymes a tasas subsidiadas por el Estado».

La idea, según explicaron las fuentes a La Nación, es que este banco se nutra con los fondos del principal banco oficial, de las compañías de seguros y de las sociedades de garantías recíprocas, entre otras fuentes.

De inmediato, se aclararon dos ejes: la intención no es imitar la estrategia del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses y se buscará cumplir «a rajatabla» la normativa del Banco Central para que no haya un alto nivel de morosidad, como ocurrió con el mencionado Banade y el Hipotecario hasta su privatización.

Por su parte, desde el massismo, el ex presidente del Banco Central Martín Redrado dijo: «En la parte corta de la curva de préstamos hay que potenciar a los bancos a que aumenten sus carteras de préstamos productivos y en la parte larga se necesita un seguro de tasa, swap de tasa de interés, licitado por el Banco Central para asegurar tasa fija, en principio a 10 años, para que toda la banca sea proveedora de crédito productivo».

En particular, sobre la banca de desarrollo también dijo que quieren «potenciar el BICE a través de organismos multilaterales de crédito y de fondos de la Anses, que se canalicen de forma transparente a sectores productivos a través de esta institución».

En tanto, Frigerio dijo que «hay que discutir» la continuidad de la línea del bicentenario por la que el Banco Central busca que el sector financiero le preste al sector productivo. «Los bancos le prestan al consumo por la política macro, no por decisión propia», indicó.

La mencionada línea, desde 2012, permitió desembolsar unos $137.000 millones, según informó recientemente el BCRA.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/221559-Los-tres-principales-candidatos-proponen-que-el-BICE-sea-un-banco-de-desarrollo-

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *