Dos visiones contrapuestas sobre como encarar la cuestión económica

Ajuste brutal o financiar el desarrollo

Ferreres, ex viceministro de Menem, referente de los grupos concentrados, no duda en recomendar un ajuste brutal para “sanear” la economía, que confía en que haría Cambiemos. Feletti defiende la opción de apostar al desarrollo.

ORLANDO FERRERES, EX VICEMINISTRO

Devaluación y algo más

–¿Cuál es el principal desafío que enfrenta la economía argentina?

–El principal desafío pasa por el comercio exterior y la generación de dólares. Se utilizaron demasiadas reservas del Banco Central para mantener el desequilibrio en el tipo de cambio y eso redujo nuestras exportaciones y aumentó las importaciones y también el turismo que viaja al exterior. Estamos con bastante dibujo en las reservas internacionales, no se puede seguir así mucho más, el límite es la renegociación del swap de divisas con China, que hasta ahora se viene contabilizando como reservas, pero no se ejecutó.

–¿Cómo se resuelven esos problemas?

–La solución pasa por dejar de utilizar el tipo de cambio como palanca antiinflacionaria y darle un valor más realista. Muchas importadores hoy usan el contado con liqui y otros mecanismos alternativos. El nivel real de desempleo es del 9 por ciento, y la pobreza es del 28 o 29 por ciento según la UCA, porque el Indec ni la mide. Para que no haya más desempleo ni pobreza hay que hacer un esquema macroeconómico que impulse la inversión privada.

–¿Eso se logra con una devaluación?

–Sí, pero no puede ser como la aplicada en enero de 2014, no sirve si se toma como una medida aislada. Tiene que ser parte de un programa que incluya el precio de las tarifas, la baja de retenciones y que haya compensación salarial para que nadie sufra. Esto no puede esperar. Brasil devaluó 65 por ciento, con la inflación que tienen la devaluación real de su moneda es del 58 por ciento. Argentina en los últimos doce meses revaluó en términos reales un 13,5 por ciento el peso. La diferencia es del 76 por ciento. Así, nadie puede exportar nada a Brasil, y todo el mundo se va allá en las vacaciones.

–¿A cuánto habría que llevar el dólar?

–Hay muchos escenarios posibles. Se puede llevar a 9,50, 10 u 11 pesos, o si no a 13 o 14 pesos. Si no, se unifica el mercado en 15 o 16 pesos.

–¿Ese sería el plan de Mauricio Macri?

–Alfonso Prat Gay, que pinta como su ministro, dijo que 16 pesos es un precio alto. Pero hay que ver, el 10 de diciembre es jueves, tal vez lo hace ese día. Prat Gay siempre trabajó en bancos, también para Amalita Fortabat, pero sólo con los fondos, no con los campos. No sabe de granos ni de industria. Así que puede que se encuentre con que no alcanza para exportar con el tipo de cambio que está pensando.

–¿Y el de Scioli?

–Y, sería llevarlo de a poco. Dejarlo en 12 y, si no alcanza, ver de subirlo.

–Macri dice que va a eliminar inmediatamente las restricciones a la compra de dólares, ¿eso implica una devaluación brusca?

–No necesariamente, si unifican el mercado libre, y dicen que bajan retenciones del trigo a cero, maíz a la mitad y soja a cero en cinco años, los productores van a liquidar 10 mil millones de dólares ese mismo día. En cambio, si la cuestión es gradual, de “no sé”, “vamos a ver”, es lo de De la Rúa.

–¿Qué habría que hacer con los subsidios a los servicios públicos?

–La eliminación de los subsidios es un golpe grande para la empresa familiar, pero en lugar de pagar todos los argentinos esos costos, como pasa ahora, lo pagarán sólo los que consumen esos bienes.

–Devaluación y suba de tarifas van a impactar fuerte sobre la inflación.

–La inflación se va a disparar un poco, y el aumento salarial también va a presionar. Pero el escenario es controlable porque es el camino de sanear la economía.

–¿Considera positiva la protección comercial? ¿O habría que abrir las importaciones?

–Hay que ayudar a los pymes pero con tasas de interés muy baratas, del 2 por ciento, no con protección. A los bancos no les gusta, pero hay que hacerlo. A la pyme le falta crédito, le falta capital. También hay que tener un sistema tributario razonable, no la sumatoria de impuestos que hay acá.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-285023-2015-10-30.html

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *